cómo el Profeta protegía el monoteísmo, cortando todo camino que conduciera a la idolatría

Site Team

Dijo Alá [Alabado sea]:

Os ha venido un Enviado salido de vosotros. Le duele que sufráis, anhela vuestro bien. Con los creyentes es manso, misericordioso. Si te vuelven la espalda, di: ¡Alá me basta! ¡No hay más dios que Él! ¡En Él confío! ¡Él es el Señor del Trono grandioso! [9:128,129]

Relató Abú Hurairah [Alá se complazca de él] que el Mensajero de Alá [la paz y las bendiciones de Alá sean con él] dijo: “No transforméis vuestras casas en tumbas, y no hagáis de mi tumba un lugar de [visita] celebración, sino que saludadme con deseos de Paz, porque este habrá de alcanzarme donde quiera que os encontréis”[1]

Narró ‘Ali Ibn Al-Hussain[2] [Alá se complazca de él] haber visto un hombre introducirse en un lugar conjunto a la tumba del Profeta [la paz y las bendiciones de Alá sean con él] y comenzar a suplicar. Entonces[3] le prohibió hacer esto diciéndole: “¿No debo acaso informarte sobre algo que escuché decir a mi padre que él escuchó de mi abuelo, que este escuchó del Mensajero de Alá [la paz y las bendiciones de Alá sean con él]?: “No transforméis mi tumba un lugar de celebración, ni vuestras casas en tumbas, sino que saludadme con vuestros deseos de Paz, porque estos han de alcanzarme donde quiera que os encontréis”[4].

 

CONCLUSIONES:

  1. La interpretación de la Aleya de Sura El arrepentimiento [9:128-129]
  2. El Profeta [la paz y las bendiciones de Alá sean con él] se esforzó por mantener a su nación alejada de la idolatría.
  3. La preocupación y misericordia del Mensajero de Alá [la paz y las bendiciones de Alá sean con él] por su nación.
  4. La prohibición del Mensajero de Alá [la paz y las bendiciones de Alá sean con él] de emprender un viaje específicamente para visitar su tumba, a pesar de que visitarlo es una de las obras más sublimes.
  5. La prohibición de visitar excesivamente su tumba.
  6. La recomendación de realizar las oraciones voluntarias en la vivienda particular.
  7. La evidencia de que los compañeros del Profeta [Alá se complazca de él]  conocían la prohibición de realizar oraciones en los cementerios.
  8. Los saludos de paz y bendición alcanzan al Mensajero de Alá [la paz y las bendiciones de Alá sean con él] más allá de la distancia, lo que muestra la realidad a aquellos que erróneamente consideraron imprescindible la cercanía a su tumba para desearle saludos de paz y bendición.
  9. Le son entregados al Profeta [la paz y las bendiciones de Alá sean con él] en la vida del más allá [Barzaj] los saludos de paz y bendición que le desea su nación.


[1] Transmitido por Abú Dawúd, con una cadena de narración es aceptable (Hasan), y sus narradores son confiables (Ziqat)

[2] Nota del Traductor: Bisnieto del Profeta Muhammad [la paz y las bendiciones de Alá sean con él].

[3] Ali Ibn Al-Husain

[4] Transmitido por Ahmad, Abú Dawúd y Abú ia’la entre otros

Related Articles with cómo el Profeta protegía el monoteísmo, cortando todo camino que conduciera a la idolatría