El amor devocional en el Islam - Segunda Parte

Site Team

 

El amor devocional en el Islam - Segunda Parte

 

 

El amor por el Mensajero de Alá , paz y bendiciones sean con él,  es obligatorio, y una consecuencia del amor a Alá , paz y bendiciones sean con él, el amor al Profeta aumenta a medida que se acrecienta el amor por Alá  Todopoderoso en el corazón del creyente, y disminuye si éste disminuye. Todo aquél que ama a Alá Todopoderoso ama por Él y para Él, y por eso ama la Fe y las obras piadosas.    

Dijo el Mensajero de Alá Todopoderoso: “Quien obtenga tres cualidades encontrará la dulzura de la Fe: Quien ame a un hombre y le ame sólo por la causa de Alá; quien ama sobre todas las cosas a Alá y su Profeta, y quien aborrece volver a la incredulidad...” .

 

“Quien obtenga tres cualidades encontrará la dulzura de la Fe”, con la palabra “dulzura” se intenta describir una sensación (dhaûq) que tiene lugar en el corazón cuando éste experimenta la felicidad y la gracia que lo alimenta.

Dijo As Suîûtî: “La frase: ‘dulzura de la Fe’ es una metáfora que compara el deseo del creyente por la Fe (Imân) con un elemento dulce, evidenciando la existencia real de su consecuencia”.

 

Dijo An Naûaûî: “El significado de ‘la dulzura de la Fe’ es saborear los actos de adoración y soportar las dificultades, dando más importancia a ello que a los asuntos mundanos. Por eso la demostración del amor del siervo por su Señor y Su Mensajero es cumplir con los actos de obediencia y apartarse de las prohibiciones”. 

El amor al que se hace mención en la frase: “Quien ama sobre todas las cosas a Alá y su Profeta” es el amor humano que la persona siente hacia sus hijos, esposa o bienes materiales. Sin embargo Al Jattâbi dijo: “El amor al que se hace referencia es ‘el amor consciente o devocional”. 

 

En cuanto al amor idólatra ya sea mucho o poco se opone al amor a Alá y su Mensajero,  paz y bendiciones sean con él. Dice el Hadîz: “Amad a Alá con todo vuestro corazón”. Un signo del amor por Alá , es amar lo que Él ama y odiar lo que Él odia, dando prioridad a Su complacencia, buscándola con todo su potencial, apartándose de lo ilícito y despreciándolo. Siguiendo el ejemplo y la senda del Mensajero de Alá ,  paz y bendiciones sean con él, tal como dice el Corán:

“Quien obedezca al Mensajero obedece a Alá”. (4:80).

 Quien dé prioridad a las ordenes u opiniones de otros sobre las del Mensajero de Alá,  paz y bendiciones sean con él, evidencia su falta de amor por Alá y su Mensajero. El amor al Profeta,  paz y bendiciones sean con él, es una consecuencia del amor a Alá , por lo que quien ame a Alá  Todopoderoso y le obedezca, amará al Mensajero y le obedecerá.

 

Una consecuencia directa del amor a Alá es el respeto por los piadosos y devotos, así como el amor por los Profetas, los Enviados y los creyentes sinceros. El amor por todo aquello que es amado por Alá es parte de la perfección de la Fe.    

“Quien aborrece volver a la incredulidad...”, este Hadîz es una refutación a los extremistas que consideran que el musulmán que comete un pecado o desobediencia habrá perdido la totalidad de su Fe, aunque se arrepienta posteriormente.

 

Lo correcto es que si el musulmán no se arrepiente tras cometer un pecado o desobediencia, su Fe habrá disminuido, pero si se arrepiente su Fe no disminuye ni se corrompe.

Narró Ibn ‘Abbâs que el Mensajero de Alá ,  paz y bendiciones sean con él, dijo: “Quien ame por Alá, y odie por Alá; sea aliado por Alá y enemigo por Alá, habrá de alcanzar la amistad y  protección de Alá. El siervo no ha de encontrar el sabor de la Fe hasta que así sea, aunque sea mucha su oración y su ayuno”. 

 

“Quien ame por Alá” amando a los musulmanes creyentes por Alá  Todopoderoso y en obediencia a Él.

 

“Y odie por Alá” al politeísmo y el pecado incluso si es una persona muy cercana quien lo comete, tal como dice en el Corán:

“No encontrarás ningún pueblo que crea en Alá y en el Día del Juicio que sienta amor por quienes rechazan a Alá y a Su Mensajero, aunque éstos sean sus padres, sus hijos, sus hermanos o sus parientes. A éstos [Alá] ha grabado la fe en sus corazones, les ha fortalecido con Su luz y les ingresará eternamente en jardines por donde corren los ríos. Alá se complace de ellos y ellos de Él. Éstos son quienes creen en Alá. ¿Acaso no son quienes creen en Alá los triunfadores?” (58:22)

 

“Sea aliado por Alá y enemigo por Alá”, esto es una condición del autentico amor a Alá Todopoderoso , ya que quien ama a Alá ama por su causa, y especialmente ama a Sus amigos (aliados). Así como se enemista con aquellos que se oponen a Alá y su religión (Dîn), y también aquellos que cometen pecados. A medida que se acrecienta el amor por Alá en el corazón del siervo estos sentimientos se tornan más fuertes, y con su incremento se completa el monoteísmo (Taûhîd).

 

“De esa manera se alcanza la amistad y protección de Alá”, la amistad de Alá significa Su cercanía, amor, protección y apoyo. Transmitió Ahmad y At Tabarânî que el Mensajero de Alá ,  paz y bendiciones sean con él, dijo: “El siervo no habrá de sentir la pureza de la Fe hasta que ame por Alá y se enemiste por Alá. Cuando lo logra se hace merecedor de la amistad de Alá”. Otra narración dice: “El asidero más firme de la Fe es el amor por Alá y el odio por Alá”.

“El siervo no ha de encontrar el sabor de la Fe” ni su dulzura, aunque sea mucha su oración y ayuno, a menos que ame por Alá y odie por Alá, se alíe por Alá y se enemiste por Alá .

 

Narró Abû Umamah que el Mensajero de Alá ,  paz y bendiciones sean con él, dijo: “Quien ame por Alá, odie por Alá, dé por Alá y niegue por Alá habrá completado su Fe (Imân)”.

Hoy en día la mayoría de las relaciones son por asuntos mundanales, y por lo tanto no aportan a la fe sino que por el contrario perjudica, tal como dijo Alá Todopoderoso:

“Sabed que ese día, los amigos [en la incredulidad] serán enemigos unos de otros, y no así quienes hayan temido a Alá”. (43:67)

 Ha sucedido tal como lo profetizara el Mensajero de Alá ,  paz y bendiciones sean con él, cuando dijo: “El Islam ha comenzado como un ser extraño, y ha de volver a ser un extraño tal como empezó”. Los Sahâba durante la vida del Profeta ,  paz y bendiciones sean con él, y los califatos de Abû Bakr y ‘Omar demostraban altruismo total en beneficio de sus hermanos, por amor a Alá y como forma de acercarse a Él, tal como se menciona en el Corán:


“Quienes estaban establecidos en Medina y aceptaron la fe antes de su llegada, aman a los que emigraron a ellos, no sienten envidia alguna en sus corazones por lo que se les ha dado [del botín] y les prefieren a sí mismos aunque estén en extrema necesidad. Quienes hayan sido preservados de la avaricia serán los triunfadores”. (59:9).

 

Abû Hurairah narró que el Mensajero de Alá ,  paz y bendiciones sean con él, dijo: “Ciertamente Alá ha dicho: Quien le demuestre hostilidad a un amado Mío le declararé mi enemistad. Mi siervo no se acerca a Mí con algo más querido para Mí que cumpliendo con lo que le he ordenado, y si Mi siervo sigue acercándose a Mí a través de los actos voluntarios Yo lo amaré. Y cuando lo ame seré su oído con el que escucha, su vista con la que ve, su mano con la que golpea y su pierna con la que camina. Si Me pide algo se lo concederé, y si busca refugio en Mí lo protegeré”. Registrado por Al Bujâri.


Los piadosos son de dos tipos:

1- Aquellos que se acercan a Alá Todopoderoso a través del cumplimiento de todo lo prescripto como obligatorio, e incluye tanto la observancia de los preceptos como la abstinencia de los pecados.

2- Aquellos que se acercan a Alá a través de los actos voluntarios además de los obligatorios. Evidentemente que la mejor forma de acercarse a Alá y ser un siervo piadoso es obedeciendo Sus órdenes, las cuales nos llegaron a través de Su Mensajero Muhammad ,  paz y bendiciones sean con él. Quien alegue seguir otro camino se engaña a si mismo y pierde el camino. Alá Todopoderoso, dice sobre los idólatras:

 

“Aquellos que toman a otros como protectores [y objeto de adoración] fuera de Él dicen: Sólo les adoramos para que nos acerquen a Alá [e intercedan por nosotros]...” (39:3)

 

El primer grupo lo forman aquellos que buscan acercarse a Alá a través del cumplimiento de lo que Él estableció como obligatorio. El acto de adoración más grandioso es el salâh (la oración). Alá dice: “Prostérnate [ante Alá] y acércate a Él [con tus obras]”. (96:19)

 

El Profeta ,  paz y bendiciones sean con él, dijo: “El siervo se encuentra más cerca de su Señor en el momento que está prosternado”.

 

El segundo grupo lo integran aquellos que, además de cumplir con lo que es obligatorio, buscan acercarse a Alá realizando actos voluntarios y absteniéndose de cometer pecados, por más leves que éstos sean. La recompensa por todo esto es alcanzar el amor de Alá ; y cuando Alá ama a una persona, Le facilita ser obediente y acercarse más a Él.

 

El Profeta,  paz y bendiciones sean con él, dijo: “Alá me dijo en un sueño: ¡Oh, Muhammad! Di: ¡Oh, Alá! Te pido me concedas amarte y amar a quienes Te aman, y Te suplico me facilites poder realizar buenas acciones que me hagan amarte”.

 

“Y cuando lo ame seré su oído con el que escucha...” Significa que cuando el musulmán se esfuerza para aproximarse a Alá obedeciendo todas Sus órdenes, apartándose de los pecados y realizando actos voluntarios, Alá eleva su fe hasta alcanzar el grado más alto, y es allí cuando puede adorarlo como si Le estuviese viendo, con total sentimiento de que Él lo está observando en todo momento, llenando así su corazón de amor por Él. Entonces, cuando sólo Alá habita el corazón del creyente, sus obras son dictadas por su corazón y hace sólo lo que complace a Alá Todopoderoso. Todos sus órganos se vuelven obedientes acatando lo que dicta el corazón y absteniéndose de lo que prohíbe.

 

“Si Me pide algo se lo concederé, y si busca refugio en Mí lo protegeré.” Significa que este siervo piadoso que se encuentra próximo a Alá Todopoderoso, tiene el privilegio de obtener todo lo que Le pide.

 

 

 

 

Oficina de Dawa en Rabwah - Riyadh

www.islamhouse.com 

Related Articles with El amor devocional en el Islam - Segunda Parte