El amor y la belleza en el Islam - Primera Parte

Site Team

El amor y la belleza en el Islam - Primera Parte

Prólogo

Quien lee las fuentes del Islam, y en primer lugar Al-Qor`ân [El Corán], una lectura global y objetiva, descubrirá que el Islam, en su esencia y origen, es la religión de la guía, de la creencia y de la belleza. Es una religión cuyos principales objetivos se traducen en las virtudes morales y en sus valores humanos: educación, cultura y relaciones sociales. Entre estos grandes valores destaca el amor.

En el noble Corán, y en la Tradición del Profeta (SAAWS)[1] encontramos varias aleyas y dichos que desembocan en la consolidación de los valores de la fe, la guía, las virtudes morales, la cooperación y el cariño, que superan el número de las aleyas y de los dichos que tratan los asuntos políticos, militares o económicos, aunque el Islam se interesa por todos los asuntos de la vida.

A partir de esta investigación comprobaremos que estos valores ocupan una gran parte en las dos fuentes más importantes de la religión islámica: El Corán y la Tradición del Profeta (SAAWS). De ahí que toda persona equitativa estará convencida de que el Islam, generalmente, con sus objetivos y orígenes, es la religión de la misericordia, la hermandad, el amor, la belleza, la paz y la cooperación entre toda la gente…y que los demás casos como las guerras, los litigios y todo aquello que conllevan de discordia, enemistad, odio y aversión, son excepciones.

La entrada natural y correcta para dar a conocer el Islam al otro o para llamar a los otros al Islam, es la de la buena palabra y la buena obra. El Corán describió el efecto que tiene la palabra de una forma bella, profunda y vigorosa:

[¿Acaso no ves cómo Al·lâh ([2]) compara la buena palabra con un árbol bueno cuya raíz es firme y cuyas ramas están en el cielo? Da su fruto en cada época con permiso de su Señor. Al·lâh pone ejemplos a los hombres para que así recuerden]. (TSQ[3], Sura de Ibrâhîm "Abraham": Aleya 24). 

Trataremos en este libro otros detalles sobre la extensión de los espacios de amor en el Islam llegando a incluir a los no musulmanes, lo cual confirma que se trata de una misericordia para toda la gente y es digno de ser una guía a seguir.

Ojala el lector encuentre en este librillo el material necesario que active su mente y su corazón a fin de que reaccione ante las ideas y los valores de belleza que plantea, y que todos necesitamos fuertemente, sobre todo en nuestro mundo islámico.

Ruego a Al∙lâh que las líneas de este librillo sean esas buenas palabras, y que den buenos resultados con el permiso de Al∙lâh y Su ayuda.


Primera parte: El amor

El amor, significa lingüísticamente el afecto, y es el antónimo de odio. El amor, el cariño, el afecto todos tienen el mismo significado.

En árabe, que es una lengua muy rica en palabras sinónimas, encontré 11 sinónimos de la palabra "amor", y tal vez existan más. De entre ellos: "Al Hobb (el amor) , " Al Mawadda" (el afecto), "Al ‘ishq" – que significa la pasión muy fuerte- "Al Hayâm" – que es un amor que llega a la locura – "As·sabâba" – que es la ternura de la pasión- , "Ash·shawq" – que es la inclinación hacia una persona determinada o a algo concreto por amor- , "Al-Hawâ" – que es un amor que domina el corazón, "Ash·shahwa" – que es el amor mezclado con deseo, "Al Waÿd" – que es el amor muy fuerte, "Al-Gharâm" – que es un amor que domina la persona, y la pasión que tortura-, "At-tîm" es llegar a la locura de tanto amor, es decir cuando uno se encuentra completamente dominado por el amor.

El amor, con sus diferentes tipos, tiene varios objetivos. Existe el amor que busca la satisfacción y el deseo. Este tipo de amor es temporal y además carece de un valor positivo.

Otro tipo de amor es el que tiende a la satisfacción espiritual y sentimental como el amor del sufismo que es un tipo muy especial que ocupa los corazones de un reducido número de gente.

El tipo de amor o de afecto que pretendemos tratar en este libro, es el que tiene una función social y humana. Uno de los objetivos de este amor es conseguir un tipo de felicidad común entre los individuos, las familias y los grupos, así como alcanzar la estabilidad y la paz social.

Se trata de un amor permitido por la religión, la moral y las costumbres. Creo que las dos palabras (amor y afecto) son las más profundas en expresar las características del amor positivo y permitido. Pero las demás palabras utilizadas para describir un estado exagerado de amor, y que se repiten a menudo en los poemas y novelas, van más allá de los objetivos permitidos y, además, conllevan resultados negativos y dañinos para las relaciones humanas.

El amor puede ser definido como: aquella relación bella, íntima y especial que nace entre un ser humano y su amado, sea una persona u otra cosa. Es esa relación especial, llena de amor y afecto entre el siervo y Su Creador como fue expresado en Al-Qor`ân:

"Al·lâh traerá a otros a los que amará y por los que será amado" TSQ La sura de Al-Ma’ida "La Mesa Servida", Aleya 54.

"Di: Si amáis a Al·lâh, seguidme, que Al·lâh os amará y perdonará vuestras faltas. Al·lâh es Perdonador y Compasivo." La sura de ‘Ale ‘Imrân, "La Familia de ‘Imrân", aleya 31.

"Y pedid perdón a vuestro Señor y volveos a Él, pues es cierto que mi Señor es Compasivo, Afectuoso" La sura de Hûd, aleya 90.

"Él es el que da origen y lo repite de nuevo, y Él es el Perdonador, el Afectuoso."

La sura de Al-Burûÿ "Las Constelaciones", aleya 14.

"Realmente a los que creen y practican las acciones de rectitud, el Todo Misericordioso les Dará amor" La sura de Maryam "María", aleya 96.

La palabra "amor" fue mencionada en Al Qor`ân "El Noble Corán" más de 80 veces en diferentes formas y significados. Todas las aleyas que incluyen la palabra "amor", sean positivas o negativas, aseguran la grandeza del valor del amor en establecer las relaciones en sus diferentes formas y círculos.

Por: Mahmud M. Nacua

Autor Islamico

1- El amor hacia Al·lâh:

El amor hacia Al·lâh viene en la cima de la pirámide de estos círculos. Es una relación de significados compuestos. Algunos son mentales, que se reflejan en la reflexión sobre las criaturas de Al·lâh en los cielos, en la tierra y en los mares. Son criaturas magníficas detrás de las cuales está El Gran y el Primer Innovador: Al·lâh, Glorificado y Enaltecido Sea… Otros son existenciales y sentimentales, que se manifiestan al leer, escuchar y reflexionar sobre Al-Qor`ân [El Noble Corán].

La gran evidencia sobre el amor del siervo hacia su Creador es obedecer Sus órdenes, ser fiel en aplicarlas y llevarlas a cabo con perfección en la medida de lo posible.

Quien es fiel en su amor a Al∙lâh, Glorificado y Enaltecido sea – sometiéndose a sus principios- en su creencia, actos de adoración y comportamiento, se acercará o llegará a la meta del amor espiritual y existencial. Este amor que eleva al ser humano y sus comportamientos de modo que todos sus dichos y actos se efectúan en la obediencia de Al∙lâh, se convierte en un signo de devoción y de bien que se extenderá para abarcar a los demás.

((…..pero el amor por Al·lâh de los que creen es más fuerte)) TSQ, Sura 2, Al-Baqara "La Vaca": Aleya 165).

Al∙lâh es el Que creó al ser humano, le honró con la mente, hizo de él Su sucesor en la tierra, le otorgó Sus gracias, manifestadas y ocultas, y sometió a él muchos asuntos en esta vida mundana, tanto en la tierra como en el cielo.

Gracias a todas estas gracias, el siervo agradecido debe amar a Su Creador, y traducir este amor en comportamientos que confirman su obediencia y conformidad con Sus normas y con todo lo que Ordenó a través de sus Libros y Mensajeros…

Personalmente, creo que el amor fructífero es aquel que adquiere el musulmán mediante el entendimiento, la comprensión, la lucha y el sufrimiento a través del viaje de la vida. Con este amor se convierte en un siervo agradecido que ama a Al∙lâh y a Su Mensajero.

En la sura de At·tawba "El Arrepentimiento" hay una aleya larga que confirma que la pirámide del amor está basada en el amor hacia Al∙lâh y hacia Su Mensajero.

[Di: Si vuestros padres, hijos, hermanos, esposas, vuestro clan familiar, los bienes que habéis obtenido, el negocio cuya falta de beneficio teméis, las moradas que os satisfacen, os son más queridos que Al·lâh, Su mensajero y la lucha en Su camino... Esperad hasta que Al·lâh Llegue con Su orden. Al·lâh no Guía a gente descarriada.] (TSQ, Sura 9, At·tawba "El Arrepentimiento": Aleya 24).

Así, el musulmán que ama a Al∙lâh aspira constantemente hacia la sublimidad y la devoción. Esta sublimidad y piedad conduce también a la perfección al realizar el trabajo que es una acción alabada por Al∙lâh:

((Y haced el bien. Es verdad que Al·lâh Ama a los que hacen el bien)) (TSQ, Sura 2, Al-Baqara "La Vaca": Aleya 195).

El shaij Mohammad Husayn Fadlul·lâh comenta esta aleya diciendo: "Al∙lâh habla del amor de los bienhechores. Estos que han vivido el bien en sus pensamientos, un pensamiento que presenta el bien a toda la gente que busca soluciones para sus problemas en general, y un acto que ofrece a la gente con el fin de mejorar su vida, esa vida que busca la fuerza ante su debilidad, la riqueza ante su pobreza y la vitalidad para su movimiento. De esta forma alza su nivel realizándoles mucho bien en todos sus asuntos y estados…Esto es lo que representa su apego a Al∙lâh y su movimiento con el objetivo de acercarse a Él. Al∙lâh ve a esta gente en los lugares donde se busca hacer el bien para sí mismos, para la gente y para la vida a través de su amor a Al∙lâh y su acercamiento hacia Él. Al∙lâh les otorga un amor divino que les cubre de felicidad y delicias y les hace ascender los grados de Su cercanía".

Libro: "Interpretación a través de la inspiración del Corán", por Mohammad Husayn Fadlul·lâh.

En un dicho del Profeta (SAAWS) viene: "¡Oh! Al∙lâh, Otórgame Tu amor, los actos que me hagan amarte y el amor hacia quienes Te aman. ¡Oh! Al∙lâh, haz que Tu amor sea más querido para mi que mi ser, mi familia y el agua fría".

 

 

Related Articles with El amor y la belleza en el Islam - Primera Parte