Entendiendo el Azaque (Al-Zakat)- 3º Parte

Site Team

 Entendiendo el Azaque (Al-Zakat)- 3º Parte


 

 

EL DERECHO DEL ESTADO A PERCIBIR EL AZAQUE Y A INVERTIRLO 

 

AI-Corán menciona en muchos versículos que el azaque es un deber a cumplir: 

"Dad su derecho al prójimo, así; como al necesitado y al viajero, y no derrochéis vuestro bien". 

"Dad lo debido al prójimo, al necesitado,, al viajero. Es un bien para los que desean ver el rostro de Allah, y ellos serán los bienaventurados". 

 

"Lo que dais a usura para que aumente sobre el bien ,de los hombres no crece ante Allah. Pero lo que dan el azaque deseando ver el rostro! de Allah, esos tendrán el doble". 

 

 

"En verdad, los que temen a Allah estarán entre los jardines y los manantiales, tomando aquello, que el Señor les habrá dado. Antes, ellos habrían estado, entre los benefactores. Poco tiempo, por la noche, dormían. Al despuntar el alba imploraban el perdón. De sus bienes, una parte destinaban al mendigo y al indigente". 

"Excepción hecha de los creyentes que son asiduos en sus plegarias y sobre cuyos bienes se ha descontado un derecho para el mendigo y para el pobre desamparado". 

 

 

Es notorio que lo debido deber ser pagado. Para asegurar su pago, el Profeta [paz y bendiciones de Allah sean con él] (que la plegaria y le paz de Allah sean con él) veló por la recolección del azaque por intermedio de los que él nombraba. El versículo que determina para quién está destinado el azaque cita a aquellos que están encargados de percibirlo, es decir a los recaudadores. Es cierto que la mayor parte de los que fueron apostatas, después de la muerte del Profeta [paz y bendiciones de Allah sean con él], lo hicieron para negarse a practicar el azaque.

 

 

El hecho de que Abu-Bakr, el sucesor del Profeta [paz y bendiciones de Allah sean con él], haya ordenado combatir, les, confirma, que el azaque es un derecho que el Estado debe percibir e imponer a los que deben cumplirlo. 

En lo concerniente a la distribución del azaque, el Profeta [paz y bendiciones de Allah sean con él] se encargaba de distribuirlo, él mismo entre los musulmanes, según sus necesidades, de tal manera que individuos y colectividades retiraron el mayor beneficio. 


Un versículo, de AI-Corán lo confirma: 

"Entre ellos hay quienes te critican (Profeta [paz y bendiciones de Allah sean con él]), con respecto a las limosnas. Si ellos la reciben están satisfechos, pero si no las reciben se encolerizan. Que no se encuentren ellos satisfechos de lo que Allah y Su Profeta [paz y bendiciones de Allah sean con él] les han dado, Por qué no han dicho: Allah, así como Su Profeta [paz y bendiciones de Allah sean con él] nos dan un poco de su favor. Hacia Allah va nuestro deseo" ? 

Este versículo nos enseña que los hipócritas estaban descontentos cuando no recibían su parte del azaque y satisfechos si la, recibían; y que era el Pro feta quien distribuía a todos los ingresos del azaque. 

 

El azaque era una de las principales fuentes de ingreso del Estado islámico. Era repartido conforme al versículo que limitaba su entrega a las ocho categorías. 

 

Es por ello que conviene pagar el azaque al Estado representado por los, organismos instituidos para percibirlo. Eso permite aumentar la prosperidad y proceder mejor ala, distribución. Porque, dado el presente aumento de la población, sus múltiples preocupaciones y sus continuos desplazamientos, es difícil conocer el estado del prójimo a fin de decidir si es pobre, necesitado o; mendigo... A menudo vemos que el hombre válido, apto para ganar su pan, actúa de una manera o de otra piara obtener la limosna. Así, no la recibe siempre aquél que la merece realmente. 

 

Pero el Estado que vela por los intereses de todos, puede por sus instituciones, discernir las colectividades y los individuos que merecen  el azaque más que los otros. Por otra parte, las inversiones de esos bienes, en lugar de conservarlos en la espera de la ocasión de entregarlos, los acrecentarán y los harán fructificar para el provecho de todos. 

 

La industrialización de un país y el desarrollo, de su economía  contribuirán, a su vez, a la prosperidad de la comunidad entera, y es hacia esa prosperidad que tiende el azaque, pues trata de procurar trabajo a los parados. Es evidente que el paro es una de las causas de la pobreza, si no es la, causa predominante. 


 

Por otra parte, esto, aumentará el poder del Estado y acrecentará su prestigio, de tal suerte que dicha prosperidad engloba al individuo, a la sociedad y al Estado. El Estado musulmán ha perseverado en la percepción del azaque por intermedio, de funcionarios designados a ese efecto, después de la muerte del Profeta [paz y bendiciones de Allah sean con él], La, orden de Abu-Bakr, de combatir "Ahl el-Radda" (los apostatas), confirma el hecho de que en su tiempo el Estado percibía el azaque, puesto que algunos se negaban a practicarlo. Este estado de cosas continúa bajo la égida de Omar, como lo certifica un pasaje de su discurso, en donde hace referencia al azaque: 

"Estoy obligado yacía vosotros de no, percibir de vuestros bienes más que lo que Allah ha prescripto a ese respecto. Además, yo estoy obligado de hacer que esos bienes, una vez en mi posesión, no sean prodigados más que en donde es debido". 


 

Esto confirma que el califa, estaba, autorizado para percibir el azaque y se ocupaba de su distribución. Lo mismo ocurrió durante el califato de Osmán hasta su asesinato. Entonces, los musulmanes ya no estuvieron todos de acuerdo,. Algunos pagaban a "Beit el-Mal" (tesoro público). 

 

La historia informa que Omar lbn Abdel-Aziz enviaba a sus funcionarios percibir el azaque y lo distribuía él mismo. Yehia-Ibn-Saad dice a ese respecto: 

"Omar lbn Abdel-Aziz me envió al África a percibir el azaque. Yo lo hice. Luego pregunté qué pobres lo recibirán. No, encontré a ningún pobre y no encontré a ninguna persona para recibirlo, Omar Ibn-Abdel-Aziz había hecho enriquecer a, toda la población. Entonces, compré esclavos y los libere". 

 

Ningún texto, apoya tan fuertemente como Al-Corán el derecho del tesoro público a percibir el azaque. En el versículo relativo, a la distribución del azaque se dice que aquellos que lo administran tienen derecho a una parte. Es claro que aquellos que lo administran son los recaudadores que el Estado, nombra a ese efecto.

 

LOS OBJETIVOS DEL AZAQUE 

 

El azaque tiende al bienestar del Estado islámico, tanto del individuo como de la comunidad. 

En lo que concierne a los individuos, el azaque se dedica al pobre, al necesitado y al viajero. 

En lo que respecta a la comunidad, además del hecho de que el bienestar del individuo, se refleja en el de la comunidad, el azaque tiene otra ventaja: se concede a los que tienen deudas. 

 

En cuanto al bienestar general del Estado, es obtenido asegurando una vida digna a los individuos por medio del azaque, y reservando una parte de los bienes para ser prodigados en el sendero de Allah. Está claro que el bienestar ¿el Estado musulmán se cumple por el apego a la religión d Allah y por medio de aquellos cuyos corazones están unidos y a quienes el azaque ha, reservado sus beneficios. 

 

Es indudable que la pobreza es el problema más importante que enfrenta el individuo en su vida. Todos los países, por diferentes que sean, sufren de ella. El pobre que vive en el seno d una comunidad rica, cuyos miembros no responden a sus pedidos ofreciéndole lo que le permitiría vivir y poner fin a su pobreza, siente la privación que lo llevará a odiar a la sociedad y a sus miembros. La mayor parte de los crímenes cometidos tienen por origen la pobreza. Cuando el pobre tiene la impresión de ser un paria abandonado a sus propios medios, siente entonces odio, contra el rico que le rehúsa su dinero. Las revoluciones que han tenido lugar en los países fueron debidas especialmente a la pobreza, y al sentimiento que tienen los pobres de ser unos retardatarios en la evolución de la sociedad. 

 

Aún en la escena internacional, encontramos que entre las principales causas de guerra se halla: el deseo, de las naciones de asegurar el bienestar y la prosperidad de los pueblos, merced a la extensión y al mejoramiento del nivel de vida económico. A fin de asegurar a los pobres los medios de vivir, los Estados han experimentado distintos regímenes que tratan de garantizar el bienestar de los ciudadanos asegurarlos contra la pobreza. 


El capitalismo trata de reunir los bienes por todos los medios y concentrarlos, juzgando que la riqueza alcanzará a sus miembros gracias a esos capitales, Es un medio, para elevar el nivel del Estado, asegurando, trabajo a los individuos. Pero la consecuencia fue la dominación del capital y la privación de una vida digna en ciertas clases de la sociedad. 

 

Por otra parte, el comunismo, en su ensayo de proteger a la comunidad de la pobreza, ha abolido la propiedad individual, oponiéndose con ello a los dictámenes del derecho musulmán. 

Otros regímenes nacieron bajo el nombre de fascismo, socialismo, etc. Todos han previsto la lucha contra la pobreza y una vida más fácil para los necesitados. 

 

Todos esos regímenes no pueden elevarse al nivel del sistema musulmán que ha instituido el! socialismo cooperativo por medio del azaque que practica quien está en condiciones de hacerlo. Dar una, porción determinada de lo que, se posee, es el socialismo; darla voluntariamente y de buen, grado es la cooperación. 


El azaque es también un medio de evitar la difusión de las doctrinas que excitan el odio contra los ricos, Es un medio de establecer el amor y la amistad entre los miembros de la comunidad: pobres y ricos viven a la sombra del régimen socialista cooperativo. 

 

Al-Corán ha precisado que los recaudadores del azaque tienen, ellos también, el derecho de beneficiarse del mismo. Se tiende así a desarrollar la honestidad y la integridad en los corazones, luchar contra la corrupción y exhortar al trabaja. 

 

Una parte de los bienes del azaque está reservado a aquellos que están unidos. El Profeta [paz y bendiciones de Allah sean con él], guiado por una sabia política, les otorga bienes para alcanzar un noble fin: preservar a los musulmanes de sus desaciertos y ganar su apoyo 

 

Bajo el califato de Abu-Bakr, cesan esos dones cuando Omar proclama que no tenían razón de ser, puesto que el Islam se había extendido, y que la situación de los musulmanes se había afirmado. 

 

En nuestros días, nosotros tenemos la necesidad de la comprensión de las personas influyentes en el dominio, internacional para servir la causa islámica tanto más cuanto estamos en el siglo de la propaganda. 

Esto implica también todos los medios de los cuales se servirá el Estado, para difundir los preceptos del Islam fuera de su esfera, tales como la impresión, la difusión y la distribución de artículos y de obras redactados por musulmanes o no musulmanes, demostrando la excelencia del Islam. 

 

El Islam ha predicado la liberación de los esclavos. A este efecto ha reservado una parte de los ingresos del azaque para abolir la esclavitud a fin de crear una comunidad liberal, cuyos miembros gocen ampliamente de la libertad. 

 

Otra ventaja del Islam es la decisión de pagar una parte del azaque a los deudores, entendiendo por esto, a aquellos cuyas deuda, han devorado sus fortunas, sin que, hayan cometido un pecado. Es una verdadera desgracia ser un rico traicionado por la suerte hasta el punto de convertirse en deudor, o un noble maltratado Por el tiempo hasta ser un necesitado. Estas personas tienen derecho a la beneficencia y a la ayuda, pues merecen piedad. ¿Acaso no estaban bien considerados en su círculo antes de conocer el infortunio? La comunidad que trata de pagar las deudas de esa gente y se muestra benevolente a su respecto, es una comunidad sana y perfecta. 

 

Tal es la comunidad musulmana. 

 Una parte del azaque es dedicado a prodigarse en el sendero de Allah. Se entiende por esto los preparativos militares propios a la defensa del Estado musulmán. 

 

En cuanto a los viajeros, que a consecuencia, de su viaje se encuentran lejos de su país, y no pueden obtener con que regresar, el azaque les está reservado para cumplir esta noble obra humana. 

 

 El azaque trata también de contribuir a la satisfacción moral del individuo, que siente que gracias a los bienes que de, libremente, participa en la edificación de la sociedad y contribuye al bienestar de, sus miembros; se regocija ante los rostros sonrientes y felices que lo rodean. Por consecuencia, su alma se purifica, su corazón conoce la quietud y se libera de la ansiedad y la confusión. El psicólogo Driesser ha escrito: 

 "Si el hombre desea conseguir en la vida la verdadera alegría, no tiene más que contribuir a la alegría de los demás. La felicidad del individuo reposa en la felicidad de los otros y la de los otros reposa sobre la suya". 


 Además, el azaque libera al individuo, de la dominación de la riqueza, ese dominio que conduce al hombre hasta la « enfermedad Y algunas veces hasta el suicidio. Reunir el dinero y guardarla celosamente son los síntomas de su mal. Los únicos medios activos para combatir esta enfermedad son la generosidad y la caridad. El primer síntoma de esta avaricia es la renunciación voluntaria a una vida honorable y llega hasta la negligencia de la familia y de la religión. 

 

Lo que sucedió a Tha'laba Ibn Jatib, es un ejemplo concluyente. Un día, Tha’aba se dirigió al Profeta [paz y bendiciones de Allah sean con él] diciéndole: 

- OH Profeta [paz y bendiciones de Allah sean con él] de Allah, ruega al Todopoderoso a fin .de que me conceda bienes. 

- OH Tha'laba, le respondió, lo poco por lo cual tu le agradeces es mucho mejor que lo mucho que no podrías administrar. 

 

Por segunda vez Tha’laba encontró al Profeta [paz y bendiciones de Allah sean con él], que le dijo: 

- No querrías ser tú como, el Profeta [paz y bendiciones de Allah sean con él] de Allah? Si yo deseara que las montañas se transformaran en montañas de oro, se transformarían. 

Tha'laba respondió: 

- Por Aquél que os ha enviado, a predicar la verdad si rogarais a Allah para que me otorgue bienes, yo daría a cada uno lo debido. 

El Profeta [paz y bendiciones de Allah sean con él] rogó por él. 

Tha'laba compró ovejas, éstas se multiplicaron tanto, que en Medina ya no tenían lugar. Cuando su hacienda se hubo acrecentado, él unió su plegaria, del mediodía a la de la tarde Y descuidó las otras. El rebaño siguió aumentando. Entonces, desdeñó esas dos plegarias y se contentó con la del viernes, y finalmente olvidó también ésta cuando el rebaño se decuplicó. 

 

El Profeta [paz y bendiciones de Allah sean con él] le dijo: 

"Ay de ti, oh Tha'laba!" y lo repitió tres veces. Entonces le fueron revelados estos versículos de Al-Corán: 

"Hubo entre ellos quienes habían hecho este compromiso ante Allah: si nos acuerda Su Gracia, ciertamente daremos la limosna y nos contaremos entre los justos. 

 

Y cuando, les acordó los dones de Su Gracia, ellos se mostraron avaros: volvieron la espalda y se alejaron. 

Entonces, El hizo entrar la hipocresía en sus corazones, hasta el día en que lo encontraron, porque se han olvidado de Allah después de haberse comprometido con El, y han mentido. 

No saben, acaso, que Allah conoce sus secretos y sus pensamientos y que tiene el conocimiento de las cosas invisibles". 

 

Cuando: Tha'laba conoció ese versículo, se dirigió hacia el Profeta [paz y bendiciones de Allah sean con él] llevando el azaque. El Profeta [paz y bendiciones de Allah sean con él] le dijo: "Allah me ha prohibido, aceptarlo". 

 

Murió el Profeta [paz y bendiciones de Allah sean con él] sin aceptar el azaque de Tha'laba Los califas Abu-Bakr, Omar y Osmán, siguieron su ejemplo. Tha’laba murió bajo el califato de este último, devorado por la pasión de la riqueza. Había cesado de rogar y no se resignó a pagar el azaque hasta que conoció lo que había sido revelado en Al-Corán a su respecto. El azaque que ofreciera no le fue aceptado y sólo Allah sabe su castigo después de muerto. 

 

No: hay medio más eficaz que el azaque para salvaguardar al hombre de la tiranía de la riqueza, cuyo poderío se intensifica a medida que ésta se acrecienta. 

 

El azaque no, es una donación ni una caridad, si no una obligación bien delimitada. Cuando el pobre lo recibe, siente que es el impuesto de la fraternidad y el derecho que el musulmán pobre tiene sobre el musulmán rico. Goza también de la ventaja de ser debido, una vez al año en una fecha fija. Sólo los frutos y las cosechas son debidos en cuanto son maduros. La fijación de esa fecha es una ventaja. Si el azaque fuera debido cada día, cada semana o cada mes, perjudicaría al capital y no sería pagado de buen grado. Además, pagarlo  una vez en la vida no sería conveniente para los pobres que lo reciben. 

 

La pequeña parte impuesta como azaque permite participar en su cumplimiento a la mayoría de las personas, lo que contribuye a crear el amor y la amistad entre los diferentes miembros de la comunidad. 

El azaque es uno de los más Poderosos factores de la distribución de la riqueza, de su circulación a través de las diferentes clases y de la creación de nuevas fortunas. 

 

Muchos sabios extranjeros han reconocido la virtud del azaque. Luis Masignon ha dicho que el Islam había tenido suficiente autoridad para decidir la realización del concepto de la igualdad, imponiendo el azaque que pagaba cada individuo al Tesoro Público. 

 

El Islam se opone al atesoramiento de la usura, a los impuestos  indirectos, sobre las materias primas indispensables. Al mismo, tiempo, apoya la propiedad individual y el capital comercial. El Islam se ubica pues entre el capitalismo burgués y el comunismo soviético.

 

Estos son algunos puntos objetivos concernientes al azaque o "AI-Zakat". El bien que resulta de él engloba al Individuo, a la comunidad y al Estado, tanto en el sector privado como en el sector público... Y es lo natural de momento que el azaque es un sistema definido por Allah, y aprobado por El en la última de las religiones. En cuanto a la recompensa por el azaque, esta alcanzará en la otra vida a los que lo practican. 

Así, el azaque, corno las otras reglas y prácticas islámicas, vislumbra el bien del hombre en este mundo y su justa recompensa en el otro. 

 

"En verdad, este Al-Corán dirige hacia la rectitud y anuncia buenas noticias a los creyentes que practican buenas obras, de manera que tendrán una gran recompensa".

 

 


 

Por: Abdel Razzak Nofal

Traducción de: Abdala Desuque

Revisado por: La Dra. Atiyatalah Heykel

 

 

 

Related Articles with Entendiendo el Azaque (Al-Zakat)- 3º Parte