“Hasta que, cuando el terror haya desaparecido de sus corazones, digan: ¿Qué ha dicho vuestro Señor? Dirán: La verdad, Él es el Altísimo, el Grande” [34:23]

Site Team

Narró Abú Hurairah [Alá se complazca de él] que el Profeta [la paz y las bendiciones de Alá sean con él] dijo: “Cuando Alá decide un asunto en los cielos, los Ángeles golpean con sus alas indicando su completa sumisión, como si fuese una cadena arrastrada sobre una roca. Hasta que, cuando el terror haya desaparecido de sus corazones, digan: ¿Qué ha dicho vuestro Señor? Dirán: La verdad, Él es el Altísimo, el Grande [34:23] Entonces aquellos [genios o demonios] ladrones de escuchas, y estos se encuentran uno encima del otro [Sufian Ibn Weinah uno de los narradores del Hadiz los describió poniendo su palma de costado y separando los dedos]. Estos la escuchar, toman una palabra y se la susurran a quien se encuentra debajo de él, y este al que esta debajo suyo y así hasta que llega a boca del hechicero [Sahir] o el Adivino [Kahin]. A veces son alcanzados por un cometa antes de entregar el susurro, y en ocasiones quizás susurre antes de que este lo alcance. Este [el mago o el adivino] le agrega cien mentiras. Por eso es dicho: ¿Acaso no nos dijo en tal y cual  fecha tal y cual cosa? Y es creído [el adivino] por aquella palabra que fue escuchada del cielo”[1].

Relató An-Nawas Ibn Sam’an [Alá se complazca de él] que el Mensajero de Alá [la paz y las bendiciones de Alá sean con él] dijo: “Cuando Alá, el Altísimo, decide revelar un asunto, habla con la revelación. Los cielos tiemblan por temor a Alá [Alabado sea],  y al escuchar los habitantes de los cielos caen desvanecidos y postrados. El primero en levantar la cabeza es el ángel Gabriel, entonces Alá le habla con lo que él desea de la revelación [Wahi]. Luego el ángel Gabriel pasa por donde los Ángeles, y cada vez que atraviesa un cielo sus Ángeles le preguntan: “¡Gabriel! ¿Qué ha dicho nuestro Señor?” Gabriel les responde: “Ha dicho la verdad, es el Altísimo, el Grandioso”. Todos repiten lo expresado por Gabriel. Entonces Gabriel va con la revelación  donde le fuera ordenado por Alá [Alabado sea][2]. 

 

CONCLUSIONES:

  1. La interpretación de la Aleya mencionada.
  2. Esta Aleya es una prueba sobre la falsedad de la idolatría, especialmente aquella dirigida a los santos. Por se dice que esta Aleya arranca en el corazón las raíces del politeísmo.
  3. La interpretación de la Aleya “[Ha dicho] la verdad, Él es el Altísimo, el Grandioso
  4. La razón por la cual preguntan los Ángeles.
  5. El ángel Gabriel responde diciendo: “dijo tal y cual cosa…”. 
  6. El ángel Gabriel es el primer Ángel en levantar la cabeza.
  7. El ángel Gabriel responde a los habitantes de los cielos, debido a que ellos le habían preguntado.
  8. Todos los habitantes de los cielos son alcanzados por el desvanecimiento.
  9. Los cielos tiemblan al escuchar las palabras de Alá.
  10. El ángel Gabriel es el ángel encargado de descender con la  revelación a donde le ha ordenado Alá [Alabado sea]
  11. La mención de los demonios que roban información.
  12. La descripción de cómo se encuentran unos sobre otros.
  13. El envío de los cometas.
  14. En ciertas ocasiones los demonios son alcanzados por los cometas antes de entregar la información, y otras veces logra informar a su compañero adivino antes de ser alcanzado por el cometa.
  15. El adivino, en ciertas ocasiones, dice la verdad.
  16. El hecho de que agrega a cada verdad cien mentiras.
  17. Las mentiras son aceptadas a causa de esta única verdad.
  18. La aceptación de la mentira y la falsedad es parte de la naturaleza humana [la credulidad], y la prueba es que a causa de una única verdad acepta cien mentiras y no reflexiona sobre ello.
  19. Como la información es transmitida de unos a otros, guardándola y utilizándola como prueba.
  20. La confirmación de los atributos de Alá, evidenciando el error la secta Ash’ariah y la secta Al-mua’tillah[3].
  21. Los cielos tiemblan por temor a Alá.
  22. Los Ángeles caen postrados ante Alá.

 



[1] Transmitido por Bujari

[2] Transmitido por Abú Dawúd

[3] Nota del Traductor: Estas dos sectas niegan que Alá hable. Mientras que Ahlusunnah confirma este atributo al igual que todos aquellos que hayan sido mencionados en el Corán y la Sunnah auténtica, sin negar el significado evidente de la palabra, ni describir el cómo, ni asemejarlos a los atributos de los seres creados.

Related Articles with “Hasta que, cuando el terror haya desaparecido de sus corazones, digan: ¿Qué ha dicho vuestro Señor? Dirán: La verdad, Él es el Altísimo, el Grande” [34:23]