Investigando el islam - Metodología sugerida (parte 1 de 4): ¿En busca de pruebas? Comience con la lógica

Site Team

Cualquier publicidad es buena publicidad. Estas palabras se han escrito y pronunciado tantas veces que es imposible atribuir la cita a una sola persona. Cualquier publicidad es buena publicidad, lo que significa que es mejor que algo reciba mala publicidad a que no haya publicidad en absoluto. En la última década hemos sido inundados con anuncios y propagandas negativas sobre el Islam, sin embargo, las estadísticas de conversión indican que el número de personas que se convierten al Islam está creciendo a un ritmo fenomenal. ¿Porqué esto es así? Debido a que la gente sabia no cree todo lo que lee y ve, ellos cuestionan, aplican las habilidades de pensamiento crítico, adquieren conocimientos y se forman sus propias conclusiones.


Encontrar la información correcta no es fácil. Debes buscar, revisar las pruebas y las evidencias. ¿Quieres saber sobre el Islam? ¿Cuál de los miles de libros consultarías primero? Todo lo que siempre quisiste saber sobre el tema está disponible en el ciberespacio, está a la espera del clic de un ratón o el toque de una pantalla. Escribe la palabra "Islam" en el buscador de Google y mira: ¿Qué ocurre? 479 millones de resultados en tan sólo 0,21 segundos. Impresionante, pero, ¿por dónde empezar? Bien, he aquí una respuesta novedosa: ¿Qué hay en el comienzo, allá donde todo comenzó? Empecemos cuando Dios les habló a los ángeles.


"Y [menciona, oh, Muhammad] cuando tu Señor le dijo a los ángeles: ‘He de establecer en la Tierra a quien la herede’, dijeron: ‘¿Pondrás en ella a quien la corrompa [devastándola] y derrame sangre siendo que nosotros te glorificamos y santificamos?’ Dijo: ‘Yo sé lo que ustedes ignoran’". (Corán 2:30)


Dios sabe lo que no sabemos, y al contrario de lo que muchos nos quieren hacer creer, Sus palabras no están ocultas y no son oscuras. ¿Quieres saber sobre el Islam, quieres probarte a ti mismo que el Islam es la verdadera religión otorgada a la humanidad? Existe una metodología sencilla que te ayudará a ordenar esta información a través de los cientos de miles de diferentes fuentes disponibles. Esta metodología se inicia con el Corán.


El segundo versículo del segundo capítulo del Sagrado Corán comienza con las palabras: "Este es el Libro del cual no hay duda, es guía para los que son conscientes de Dios y le temen devocionalmente...". Dios sabe que todo ser humano está a la búsqueda de ese vínculo evasivo y dice a la humanidad: este es el libro, esta es la orientación que ustedes han estado buscando. ¿Es esto suficiente? Sí, podría ser. A lo largo de los siglos mucha gente se ha convertido al Islam simplemente al oír la recitación del sagrado Corán, otros más han abrazado el Islam después de escuchar la conmovedora llamada a la oración. Algunas personas se convierten al Islam después de observar un modo de vida que combina la tolerancia y el respeto con el perdón y la misericordia, y luego están los que necesitan pruebas.


Sin embargo, el pedir pruebas no está en detrimento del indagador. Nuestra religión, la forma de vida que es el Islam, no se basa en conjeturas, se basa en las palabras de Dios y las enseñanzas auténticas de Su Mensajero, el Profeta Muhammad (la paz y las bendiciones de Allah sean con él). El Islam es la religión del conocimiento informado, no la fe ciega. Cuando el Faraón preguntó al Profeta Moisés, quién era el Señor de la humanidad y todo lo que existe, "dijo [Moisés]: ‘Es el Señor de los cielos, la Tierra y todo lo que hay entre ambos. Deberían tener certeza de eso’" (Corán 26: 24-25). Busca y te convencerás. Mantén una copia del Corán en tus manos y lee, contempla y reflexiona. Busca su evidencia y prepárate para recibir sorpresas.

El Corán nos habla acerca del poder de Dios y cómo opera en el universo. En él se explica que el conocimiento de Dios abarca todas las cosas y que Él no solo es el Creador, sino también el Sustentador del universo.

La prueba de la verdad del Islam se puede encontrar en la evidencia científica que se encuentra en todo el Corán. A algunas personas les gusta llamarlos milagros: milagros científicos del Corán. Existe una coherencia total entre muchos de los descubrimientos de la ciencia moderna y las palabras de Dios escritas hace más de 1.400 años. Hechos científicos asombrosos que no podrían haber sido conocidos hasta hace poco, tienden a demostrar que el Corán es la palabra de Dios y, por lo tanto, que el Islam es la verdadera religión de todos los seres humanos. La lógica nos dice que el hecho de que hayan existido conocimientos del siglo XXI en el siglo VI no puede ser una coincidencia.

El Corán habla elocuentemente sobre el desarrollo embrionario humano y sobre el hecho de que las montañas tienen raíces profundas bajo la superficie del suelo. En él se describe uno de los hechos innegables de la cosmología, que el universo se formó de restos de humo. El Corán incluso describe el área prefrontal del cerebro como el lugar donde las mentiras y pecados se originan. La ciencia moderna nos dice que esta es el área responsable de la planificación y la iniciación, y el área responsable de la elección de la conducta, ya sea buena o pecaminosa.


El Profeta Muhammad (que la paz y las bendiciones de Dios sean con él) no sabía leer ni escribir, pero muchos hechos científicos se encuentran también en sus dichos y tradiciones auténticas. Igualmente, en las enseñanzas y la orientación a sus seguidores, el Profeta Muhammad (que la paz y las bendiciones de Dios sean con él) menciona hechos científicos que incluyen, por ejemplo, las siete capas de la corteza terrestre. Artículos profundos sobre este tema, respaldados por comprobaciones de científicos y médicos, se pueden encontrar en este sitio web y en muchos otros.


En la segunda parte vamos a seguir estudiando el Corán y a aprender más acerca de su naturaleza milagrosa; vamos a ver más pruebas de la existencia de Dios y a discutir cómo las pruebas lógicas solo pueden conducir a una conclusión.

Related Articles with Investigando el islam - Metodología sugerida (parte 1 de 4): ¿En busca de pruebas? Comience con la lógica