La Verdad Acerca de Él

Site Team

La Verdad Acerca de Él

 

 

Muhammad (SAAWS), hijo de Abdul•lâh, nació en La Meca en el año 570 A.C. aproximadamente. Fue conocido entre su pueblo por Al-Amîn  (“el fidedigno”). 


Cuando Muhammad cumplió la edad de 40 años, el ángel Gabriel se dirigió hacia él con la revelación. Al principio, Muhammad recibió instrucciones de enseñar el Islam a su familia más próxima, incluyendo a su esposa Jadiÿa, y después se le reveló que debía empezar a transmitir el mensaje a toda la humanidad.

En los años posteriores, comunicó el mensaje de Al•lâh a los demás, fue un ejemplo a seguir y estableció un maravilloso papel a seguir por la humanidad. En el año 632, el profeta Muhammad dejó este mundo a la edad de sesenta y tres años.  


El Profeta Muhammad (SAAWS) es conocido como “el sello de los profetas”. Fue el último profeta y fue enviado para confirmar toda la verdad que había sido revelada antes de él, incluyendo el evangelio original de ‘Îsa  (Jesús). El Noble Corán testifica que: “Muhammad es el Mensajero de Al•lâh y el sello de los profetas” [(TSQ, Sura 33, Al-Ahzâb, "Los Coaligados" : Aleya 40).

El Profeta Muhammad dijo, confirmando el vínculo que existe entre él y el Profeta ‘Îsa –Jesús- : “La recompensa de aquél que cree en Jesús y luego cree en mí (Muhammad)  será doble”.


También dijo: “Yo soy más próximo a Jesús, hijo de María, que cualquier otra persona, porque no hubo ningún profeta entre él y yo”.

Estos dichos proféticos nos demuestran como Muhammad honraba a Jesús (que La paz sea sobre él). Además, fue una profecía que Jesús hizo en su Biblia. Más tarde, en este librillo, trataré este punto.


Una personalidad sublime

Las personas equitativas a través de la historia vieron a Muhammad en todas las etapas de su vida (desde su infancia, pasando por su juventud y el período de su profecía, hasta su muerte) como una personalidad distinguida y sublime por su gran moral y sus características únicas. Muhammad era compasivo, honesto, sincero, bueno, y humilde.

Cada detalle de su vida privada, y dichos públicos fueron anotados con precisión y autenticidad, y fueron preservados fielmente hasta nuestros días.    
Fue Profeta, Mensajero, maestro religioso, reformador social, guía moral, líder, hombre de estado, amigo fiel, compañero maravilloso, marido fiel y padre cariñoso.
 
A este respecto, Ramakrishna Rao, un profesor de filosofía indio, en su librillo Muhammad, el Profeta del Islam, le llama “El modelo perfecto para la vida humana”.


El profesor Rao dice: “Es muy difícil penetrar en toda la verdad de la personalidad de Muhammad. Me conformaré con echarle un vistazo. ¡Qué impresionante sucesión de escenas pintorescas!  Vemos a  Muhammad, el Profeta; Muhammad, el guerrero; Muhammad, el hombre de negocios; Muhammad, el hombre de estado; Muhammad, el orador; Muhammad, el reformador, Muhammad, el refugio de los huérfanos; Muhammad, el protector de los esclavos; Muhammad, el emancipador de la mujer; Muhammad, el juez; Muhammad, el santo… Todos estos papeles los desempeñó de una manera sublime, en todos estos ámbitos de la actividad humana se comportó como un héroe.


Históricamente, en el breve periodo de su profecía, que duró veintitrés años aproximadamente, fue capaz de cambiar totalmente la Península Arábiga.

• Del Paganismo y la idolatría, a la sumisión a un Dios Único.
• De las peleas y las guerras tribales, a la solidaridad y la cohesión.
• De la embriaguez y el libertinaje, a  la sensatez y piedad. 
• De la ausencia de leyes y la anarquía, a una vida disciplinada. 
• De una moralidad totalmente perdida, a los más altos niveles de perfección moral.
En ningún otro periodo la historia de la humanidad experimentó la completa transformación de una sociedad o de un lugar de un modo semejante… Y además todos esos increíbles cambios se produjeron en tan sólo dos décadas.

 
Lo que las Escrituras dicen de él 

Aunque el tema principal de este librillo no es detallar todas las profecías que aparecen en otras Escrituras religiosas, en las que se predice la llegada del Profeta Muhammad, es importante mencionar que los eruditos musulmanes lo han hallado citado en las Escrituras zoroástrica, hindú,  budista, judía, y cristiana.


Verdaderamente, Muhammad en las otras escrituras es un tópico muy interesante que ha sido discutido a fondo en muchos libros y artículos, e incluso en Internet. (para obtener más informaciones acerca de este tópico, puedes visitar la página web del Dr. Zakir Naik, www.irf.net, o simplemente investigar en Internet escribiendo las siguientes palabras en el buscador: “Profeta Muhammad”, “Muhammad en la Escritura hindú”, “Muhammad en la Biblia”…etc.)


Por ejemplo, A.H Vidyrthi y U. Ali han escrito un libro titulado “Muhammad en Las Escrituras Parsi, Hindúes, y Budista”.

En su maravilloso libro, “Muhammad en La Biblia”, el profesor Abdul-Ahad Dawûd, anteriormente el reverendo David Benjamin, comenta las predicciones bíblicas sobre el advenimiento de un profeta que es como Moisés, diciendo: “Leemos las siguientes palabras en el libro del Deuteronomio, capitulo 18, versículo 18: “Yo les suscitaré de en medio de sus hermanos un profeta como tú; pondré mis palabras en su boca”. Si estas palabras no se aplican a Muhammad, entonces serán un asunto no cumplido.

El mismo Jesús nunca reclamó ser ese profeta. Jesús, tal como su iglesia cree en él, aparecerá como un juez, no como portador de leyes; Sin embargo, el prometido tenía que venir con una “ley vehemente” en “su mano derecha” . Deut 33.2


Los eruditos musulmanes aseguraron que esa profecía no se puede aplicar a otro que no sea Muhammad. Moisés y Muhammad eran similares en varios aspectos. Los nombres de ambos comienzan por “M”. Su nacimiento, matrimonio, misión y muerte fueron normales. Ambos fueron profetas, gobernantes, líderes, y hombres de estado. Ambos trajeron una “ley vehemente”. Sin embargo, Jesús, tal como su iglesia cree que fue, difiere de Moisés en varios asuntos. Su nacimiento, su misión y su fin fueron diferentes a los de Moisés. Jesús no se casó, ni gobernó a su pueblo, y tampoco luchó en guerras como Moisés.


Cabe mencionar que “un profeta de entre sus hermanos” se refiere a un profeta de entre los hermanos de Israel, es decir, los ismaelitas. En el Nuevo Testamento de la Biblia, Jesús profetizó la llegada de un confortador. Jesús declaró, “El te dará otro defensor” (Juan 14:16)


Además, Jesús dijo: “Pero os digo la verdad: os conviene que yo me vaya, porque si no me voy, el defensor no vendrá a vosotros; y si me voy, os lo enviaré. Cuando él venga demostrará al mundo en qué está el pecado, la justicia y la condena. Muchas cosas tengo que deciros todavía, pero ahora no estáis capacitados para entenderlas. Cuando venga él, el espíritu de la verdad, os guiará a la verdad completa. Pues no os hablará por su cuenta, sino que os dirá lo que ha oído y os anunciará las cosas venideras. Él me honrará a mí, porque recibirá de lo mío y os lo anunciará”. (Juan 16:7-14)

 

www.mercyprophet.org

Related Articles with La Verdad Acerca de Él