¿Qué es el sijismo? (parte 2 de 2): ¿Una religión india o monoteísta?

Site Team

El sijismo es conocido como una de las religiones de la India, junto con el hinduismo y el budismo, que ya hemos discutido, y el jainismo. Estas cuatro religiones comparten algunos conceptos claves que son interpretados de manera ligeramente distinta por cada grupo o subgrupo. Todas ellas están enlazadas por la creencia en el karma y en el concepto de la rencarnación. En el hinduismo, el alma regresa a este mundo repetidas veces en muchas formas diferentes, hasta que se reúne con la fuente. En el budismo el concepto es distinto, y se refiere al renacimiento, no hay un alma inmutable ni eterna, sino que se trata de una serie de vidas separadas desde la concepción hasta la muerte.


El sijismo acepta la creencia hindú en el karma y en la rencarnación, pero predica una forma simple de poner fin al ciclo llevando una vida disciplinada. Los sijes creen que a través de la gracia de Dios y con la constante meditación y repetición de Su nombre, uno puede liberarse del ciclo de nacimiento y muerte. Gurú Nanak explicó a sus seguidores que el nacimiento se debe al karma, pero la liberación se debe a la gracia de Dios. Gurú Nanak enseñó que la salvación no significa entrar al Paraíso después de un último juicio, sino que es la unión y absorción dentro de Dios, a veces conocido como el Verdadero Nombre.


El sijismo es, en esencia, una religión monoteísta, y por esa razón tiene más en común con el Islam que con el hinduismo o el budismo. Sin embargo, como veremos, hay diferencias evidentes en el concepto de Dios y en el sistema básico de creencias.

 


Los sijes utilizan muchos nombres para referirse a Dios, incluyendo aquellos provenientes de otras religiones, como Rama o Al-lah. Un nombre comúnmente utilizado es Wahegurú, que significa "Señor Maravilloso". Un sij también cree que Dios no tiene forma, tiempo ni es visible, y que antes de la creación todo lo que existía era Dios y Su hukam (voluntad o mandato). Ellos utilizan el número "1" para significar la universalidad de Dios. Gurú Nanak dijo que Dios es Omnipresente y Visible en todo lugar para aquellos que han despertado espiritualmente. Él subrayó que Dios debe ser visto desde el corazón de un ser humano, queriendo decir con esto que los devotos deben meditar a fin de avanzar hacia la iluminación.


El concepto de Dios como el Dios Creador, que es diferente y no hace parte de la creación, es similar al concepto de Dios en el Islam.


"Él lo creó todo, lo llena todo, pero está separado". (Gurú Granz Sahib)

"Dios es el Creador de todas las cosas". (Corán 39:62)

"La mente por sí sola nunca puede conocerlo a Él". (Gurú Granz Sahib)

"No hay nada ni nadie semejante a Dios". (Corán 42:11)


Sin embargo, el sijismo afirma que Dios está en todas las cosas y en todo lugar, un concepto rechazado por el Islam, y que suena similar a la noción hindú de Dios. El sijismo deja muy en claro que ellos rechazan también el concepto hindú de Dios y los semidioses. El Islam afirma categóricamente que Dios no está en todo lugar, sino que está por encima de la creación, en los cielos, y cerca de Su creación, a través de Su conocimiento.


El Islam es una religión revelada para todo lugar, toda persona y toda época. Los musulmanes creen que el Corán es el último libro revelado y que el Profeta Muhammad es el Profeta final, pues el mensaje final de Dios a la humanidad le fue revelado a él. Por lo tanto, el Islam rechaza de plano la idea de que el Gurú Granz Sahib sea revelación divina. Los sijes escribieron su propia escritura con base en su propia interpretación de ciertas ideas enseñadas por el hinduismo y por el Islam. Ellos también rechazan por completo algunas de las enseñanzas islámicas e hindúes, para llegar a una mezcla exótica de teología tanto islámica como hindú.


Puede haber algunas similitudes, pero son las diferencias las que exponen la incompatibilidad entre el Islam y el sijismo. Ellas incluyen el hecho de que los sijes tienen prohibido comer carne sacrificada ritualmente (halal); no creen en peregrinaciones, mientras que la peregrinación a La Meca (Hayy) es un pilar del Islam; y los sijes incineran a sus muertos, mientras que los musulmanes son enterrados.


El sijismo niega la realidad de los ángeles y los demonios, mientas que ambos tienen un lugar destacado en la creencia islámica. No hay concepto de recompensa ni castigo divinos, ni de Paraíso e Infierno. Los sijes creen, al igual que los hindúes y los budistas, que el karma determina si una persona alcanzará finalmente o no la unidad con Dios, aunque como ya hemos visto, rechazan la creencia hindú en las encarnaciones (avatares) de Dios, y en lugar de ello, creen que solo hay un Único Dios que hace Su voluntad a través de los Gurús.


Gurú Nanak fue un reformador religioso, no el fundador de una religión completamente nueva. "Si bien los orígenes del sijismo llevaron a los gurús a adoptar algunas creencias del Islam y del hinduismo, ellos también los llevaron a rechazar muchas de ellas. El objetivo era mostrar un camino de iluminación que estuviera disponible para todos, independientemente de la casta, el sexo o cualquier otro factor externo, y al hacerlo, establecieron una religión que tiene algunas similitudes generales con el Islam, pero que en realidad es muy distinta"[1].



Pie de página:

[1] Ren Shengli y Gerhard Wohlberg. www.karma2grace.org/webcomponents/faq/index.asp?det=68)
Otras fuentes: www.sikhismguide.org/sikh-belief.aspx
www.religioustolerance.org/sikhism2.htm
www.religionfacts.com/sikhism
www.sikhs.org
www.sikhnet.com/pages/introduction-sikhism

Related Articles with ¿Qué es el sijismo? (parte 2 de 2): ¿Una religión india o monoteísta?