¿Qué es la Cienciología? (parte 2 de 2): De las guerras intergalácticas a las prisiones federales

Site Team

En la primera parte, una reseña breve de la Cienciología, vimos que diferentes gobiernos en el mundo tienen diversas opiniones acerca de si la Cienciología es una religión o no. También exploramos el sistema básico de creencias de la Cienciología. Esta no es una secta cristiana, pero profesa la creencia en un Ser Superior. Los cienciólogos creen en la rencarnación y consideran que los seres humanos somos seres espirituales, y que se pueden obtener niveles superiores de iluminación a través de un proceso denominado auditoría. En esta segunda parte profundizaremos un poco más y descubriremos los orígenes de la Cienciología.


Nuestra motivación para revelar los secretos de la Cienciología no es denigrar a los cienciólogos ni hacer un juicio sobre si la Cienciología es una religión. Nuestra motivación es solo comparar otras religiones con el Islam y promover el mandato de buscar el conocimiento benéfico antes de tomar decisiones. Parte de la información que presentamos a continuación suena como a una historia fantasiosa, pero nos hemos esforzado por utilizar fuentes confiables únicamente. Por favor, tenga en cuenta que las fuentes utilizadas en la primera parte para delinear las creencias básicas de la Cienciología se obtuvieron de sus propios sitios web oficiales. Ahora, en la segunda parte de la serie, veremos las opiniones de un grupo creciente de personas que han abandonado la Cienciología y están hablando en contra de su anterior religión. También veremos las opiniones de representantes gubernamentales y de las fuerzas del orden.


La historia de la vida de L. Ron Hubbard y su ascenso al poder es a la vez interesante y colorida, y puede hallarse en numerosos sitios web tanto a favor como en contra de la Cienciología. Siendo estudiante universitario, Hubbard alcanzó cierto éxito como escritor de revistas pulp[1], publicó cientos de historias de fantasía y de ciencia ficción. Después de la Segunda Guerra Mundial, donde sirvió brevemente como teniente en la marina, Hubbard conoció a John Whiteside Parsons, un aficionado a la ciencia ficción y uno de los fundadores del Laboratorio de Propulsión a Chorro de CalTech. Biografías no autorizadas enlazan a Hubbard y a Parsons con la magia negra, rituales satánicos, y con el ocultista británico Aleister Crowley. El escritor de ciencia ficción Lloyd Eshbach, quien conoció a Hubbard a finales de la década de 1940, lo recuerda diciendo: "Me gustaría comenzar una religión, ahí es donde está el dinero". En 1954, L. Ron Hubbard fundó la primera iglesia de Cienciología en Los Ángeles, California.

 


Érase una vez

Hace muchísimo tiempo, 75 millones de años atrás, en un planeta muy, muy lejano dentro de nuestra misma galaxia, vivía un tirano intergaláctico llamado Xenu. Regía 76 planetas en esta parte de la galaxia, incluyendo nuestra propia Tierra (Tiguiak). El problema de Xenu era que todos los planetas que controlaba estaban sobrepoblados, así que necesitaba deshacerse del exceso de población, por lo que ideó un plan para ello. Su plan malvado podría llamarse también la historia de la creación según la Cienciología. Según un sinnúmero de excienciólogos, esta es la primera doctrina que les fue revelada después de pagar miles de dólares para alcanzar el nivel 3 OT (thetan operativo)[2]. Aparentemente, el conocimiento es potencialmente tan peligroso que podría matar a quienes no estén listos para escuchar la brutal verdad.


Sin embargo, debido a que un musulmán tiene fe completa en Dios y sabe con certeza que no hay divinidad más que Dios, el Sustentador y Creador del universo, es fácil para nosotros profundizar en la historia intergaláctica y escuchar la brutal verdad. En contraste con la Cienciología, no hay ningún secreto en el Islam, ninguna persona es más digna que otra de estar cerca a Dios o de saber cómo adorarlo correctamente. El Islam es una religión de conocimiento informado.


Entonces, para continuar la historia, según los excienciólogos[3], los psiquiatras ayudaron a Xenu a reunir a millones de personas que luego fueron lanzadas dentro de volcanes por todo el mundo, y vaporizadas con bombas. "Esto dispersó sus almas radioactivas o thetans, hasta que fueron capturadas en trampas electrónicas puestas por toda la atmósfera, y luego se les implantaron una serie de ideas falsas, entre ellas conceptos como el de Dios, el del Cristo, y el de la religión organizada. Los cienciólogos aprendieron más tarde que muchas de esas entidades se enlazaron a sí mismas a los seres humanos, donde se mantienen hasta la actualidad, creando no solo la raíz de todos nuestros problemas emocionales y físicos, sino la raíz de todos los problemas del mundo moderno"[4].


La creencia de que los conceptos de Dios y de religión organizada son ideas falsas implantadas, parece contradecir directamente la creencia establecida de la Cienciología en Dios o un Ser Supremo. Sin embargo, la naturaleza verdadera del Ser Supremo y la naturaleza del universo son reveladas en cuanto la persona asciende en los rangos de la Cienciología y se somete a sesiones de auditoría más costosas. En contraste con esto, el Islam fue revelado para todos los pueblos, para toda la gente, en todo lugar y en todo momento. El estatus social y la riqueza no tienen relación alguna con la cantidad de Islam que una persona tiene derecho a conocer, ni tampoco la cantidad de tiempo que una persona ha sido musulmana.


La historia de Xenu también ayuda a explicar el odio profundo de la Cienciología por la psiquiatría. Los cienciólogos consideran que muchas enfermedades son psicosomáticas y no creen que deban ser tratadas con medicina, ni siquiera con aspirina. El Islam, por el contrario, instruye a los creyentes para que busquen la cura a las enfermedades con Dios, pero que a la vez saquen el máximo provecho a los métodos médicos y científicos.


Batallas en el planeta Tierra

La Cienciología ha estado bajo ataques y ha sido acusada de tratos criminales casi desde sus inicios. La revista Rolling Stone[5], en el artículo Inside Scientology de 2006, reveló y explicó la política conocida como "juego limpio". "...todo aquel que se oponía a la Cienciología podía ser engañado, demandado o embaucado y destruido". Esta política fue reforzada por la fuerza policial cuasi secreta de la Cienciología, conocida como la Oficina del Guardián. Para la década de 1970, entre las tareas de esta fuerza estaba la "operación Blancanieves", una serie de actividades encubiertas que incluían poner micrófonos en el Departamento de Justicia y robar documentos del Departamento de Tesorería de los Estados Unidos. El plan fue descubierto en redadas del FBI en oficinas de la Cienciología en Los Angeles y Washington, D.C., en 1977, que llevaron a la incautación de equipos de intervención telefónica, herramientas para irrupción forzosa, y alrededor de 90.000 páginas de documentos. Once funcionarios cienciólogos, incluyendo a la tercera esposa de Hubbard, estuvieron encerrados en prisiones federales por su implicación en el complot, lo que llevó a una limpieza de la alta dirección de la iglesia en 1982.


En 2009 la iglesia de la Cienciología evitó por muy poco ser prohibida en Francia, después de haber sido perseguida por fraude, y a cuatro de sus líderes se les suspendieron las sentencias de prisión que habían recibido. También en Bélgica, la Cienciología está envuelta en una investigación criminal de largo tiempo. En el mismo año, el Primer Ministro de Australia, Kevin Rudd, expresó su preocupación por las denuncias de "un patrón mundial de abuso y criminalidad".


La Cienciología ha sido cerrada en Grecia, acusada formalmente de cargos criminales en España, restringida en Rusia, rechazada por la Corte Suprema de Suecia, expulsada de los campus universitarios en Noruega, condenada por crímenes en Canadá, y se le negó el estatus de organización caritativa o religión en la mayoría de los países europeos. En Italia, Francia y España, han sido encarcelados cienciólogos de alto nivel en conexión con lo que han sido denominados crímenes asociados a las prácticas cienciológicas; y Francia mantiene a la Cienciología dentro de una lista de organizaciones que deben ser monitoreadas por actividades de culto[6].


La iglesia ha sido acusada con frecuencia de destruir familias y aprovecharse de los más vulnerables, y a comienzos de 2011, el periódico Huffington Post reportó que la Iglesia de la Cienciología en los Estados Unidos estaba bajo investigación por tráfico de personas y trabajo no remunerado. Sin embargo, a pesar de lo que parece ser evidencia abrumadora en su contra, la Iglesia de la Cienciología continúa describiéndose a sí misma como la religión cuyo objetivo es "una civilización sin demencia, sin criminales, y sin guerras; donde el capaz pueda prosperar y los seres honestos puedan tener derechos, y donde el hombre sea libre para elevarse a las mayores alturas".




Pie de página:

[1] N.T. Se denominaba pulp a revistas publicadas en papel de muy baja calidad en la primera mitad del siglo XX. Sus historias detectivescas y de ciencia ficción, conocidas como pulp fiction, tuvieron gran difusión gracias a su bajo costo.

[2] Véase la primera parte de este artículo.

[3] www.xenu.net; exscn.net; forums.whyweprotest.net/threads/big-list-of-ex-scientologists-who-have-spoken-out.42319/

[5] Inside Scientology (la Cienciología vista desde dentro) está archivado en www.rollingstone.com/culture/news/inside-scientology-20110208

[6] www.rickross.com/reference/scientology/Scien112.html

Related Articles with ¿Qué es la Cienciología? (parte 2 de 2): De las guerras intergalácticas a las prisiones federales