Quien obedece a sabios y gobernantes cuando estos declaran lícito lo prohibido o prohíben lo lícito, los habrá tomado como dioses

Site Team

Dijo Ibn Abbas [Alá se complazca de él]: “Poco falta para que caigan sobre vosotros piedras del cielo [como castigo de Alá]. Os digo que el Mensajero de Alá [la paz y las bendiciones de Alá sean con él] dijo algo y me respondéis: pero dijo Abú Bakr o dijo ‘Omar”.

Dijo el Imám Ahmad Ibn Hanbal: “Me alarma gente que conocen la cadena de narración [del Hadiz] y que éste es auténtico, y sin embargo le den prioridad a la opinión de Sufián, siendo que Alá ha dicho: ¡Que tengan cuidado los que desobedecen Su orden, no sea que les aflija una prueba o que les aflija un castigo doloroso! [24:63]

La “prueba” [Fitnah] mencionada en la Aleya es la idolatría. Porque quien rechaza algo de la Sunnah del Mensajero de Alá [la paz y las bendiciones de Alá sean con él], puede que esto corrompa su corazón, y por ello perezca.

Narró ‘Addi Ibn Hatim haber escuchado al Mensajero de Alá [la paz y las bendiciones de Alá sean con él] recitar: Han tomado a sus sacerdotes y a sus monjes, así como al Ungido, hijo de María, como señores, en lugar de Alá cuando las órdenes que habían recibido no eran sino de adorar a un Dios Uno. ¡No hay más dios que Él! ¡Glorificado sea! ¡Está por encima de lo que Le asocian! [9:31] Le dije: “Nosotros no los adorábamos”. Respondió: “¿Acaso si permitían lo que ha prohibido Alá, lo consideraban permitido [Halal]? ¿Y acaso si prohibían lo que ha permitido Alá, lo consideraban prohibido [Haram]?” Dije: “Así era”. Dijo: “Eso significa adorarlos”[1].  

 

CONCLUSIONES:

  1. La interpretación de la Aleya [24:63].
  2. La interpretación de la Aleya [9:31].
  3. La llamada de atención al significado de la palabra “adoración” negada por ‘Addi [Alá se complazca de él]
  4. El ejemplo mencionado por Ibn Abbas [Alá se complazca de él] utilizando los nombres de Abú Bakr y ‘Omar, y el mencionado por el Imám Ahmad utilizando el nombre de Sufián.
  5. Los conceptos han cambiado a tal punto que personas consideran que adorar a los monjes es la mejor de las obras, y la han llamado santidad. Asimismo adorar a los sacerdotes en el conocimiento y la legislación. Pero los conceptos cambiaron hasta el punto de ser adorada gente que ni siquiera era piadosa o se contaba entre los sabios.


[1] Transmitido por Ahmad y Tirmidhi, Hadiz Hasan

Related Articles with Quien obedece a sabios y gobernantes cuando estos declaran lícito lo prohibido o prohíben lo lícito, los habrá tomado como dioses