القائمة الرئيسية

Si Quiere Conocerle…Llame a la Puerta

27202 0
Si Quiere Conocerle…Llame a la Puerta

Si Quiere Conocerle…Llame a la Puerta

 

Hay varias maneras en las que el hombre reconoce todo lo que le rodea: cosas, objetos, fenómenos naturales y físicos, y según cada cosa, se determina la forma de reconocerla.

 

Por ejemplo, cuando quiere familiarizarse con alguien que no conoce, trata de ser amable con él, le muestra afecto, y le respeta. Así, los distintos idiomas poseen una formula lingüística específica para mostrar respeto o para presentación de uno mismo u otros ante otras personas, ya sea directa o indirectamente, llamado el “lenguaje de respeto y reverencia”. También, conocemos a muchas personas a través de los periódicos y la televisión, y aprendemos sobre otros de historias y cuentos relatados por otros, que podrán estar cerca o no de la verdad.

Sin embargo, la mejor manera de conocer algo o a alguien escuchándolo hablar; ¡y tal vez éste es el camino perfecto, que me gustaría seguir, cuando usted habla de cómo conocer a Dios/ Al-lâh!

Pues ¿Quién es Al-lâh?

Esta pregunta es respondida por Al-lâh Todopoderoso, cuando Él dice:

“¡Al-lâh! No hay más dios que Él. El Viviente, el Subsistente. Ni la somnolencia ni el sueño se apoderan de Él. Suyo es lo que está en los cielos y en la tierra. ¿Quién podrá interceder ante Él si no es con Su permiso? Conoce su pasado y su futuro, mientras que ellos no abarcan nada de Su ciencia, excepto lo que Él quiere. Su Trono se extiende sobre los cielos y sobre la tierra y su conservación no le resulta onerosa. Él es el Altísimo, el Grandioso.” (Esta Aleya es llamada Aiat Al Kursi – del Trono). Sagrado Qur'an, Sura Al Baqarah (de la Vaca): 255.

En esta Aleya Al-lâh se presenta a Sí mismo diciendo que no hay Dios más que Él, es decir: Él confirma el monoteísmo puro y absoluto, y que es el Viviente Inmortal, mientras que todas las creaturas mueren.

Su palabra: “¡Al-lâh! No hay más dios que Él.” Significa que Al-lâh es Uno y el Único Dios, y no hay nadie digno de adoración y alabanza excepto Él.

Y su palabra: “El Viviente, el Subsistente”Es decir: Vivo en Sí, nunca Muere, que se mantiene a Sí mismo y a Su creación, que no tiene fuerza sin Su mando y necesitan Su ayuda y manutención.

Su palabra: “Ni la somnolencia ni el sueño se apoderan de Él.”: Al-lâh esta mas allá de toda imperfección, falta o negligencia. Él es Siempre-Vigilante, sabe todo lo que ocurre, nada se le escapa. Al-lâh es Perfecto y Eterno, nunca es superado por la somnolencia o el sueño.

Su palabra: “Suyo es lo que está en los cielos y en la tierra.”: Nos dice que todo son Su siervos y Su propiedad y bajo Su Poder y Dominio.

Y su palabra: ¿Quién podrá interceder ante Él si no es con Su permiso?: Indica la Grandeza de Al-lâh (el Todopoderoso), Su Majestad y Su Gloria, nadie se atreve a interceder ante Él, excepto con Su permiso.

Su palabra: “Conoce su pasado y su futuro”: una prueba de que Su conocimiento abarca todo: su pasado, presente y futuro.

Su palabra: “mientras que ellos no abarcan nada de Su ciencia, excepto lo que Él quiere.”: Nadie abarca nada del conocimiento de Al-lâh, excepto lo que Al-lâh le informó y le permitió saber.

Su palabra: “Su Trono se extiende sobre los cielos y sobre la tierra”: es decir que Al-lâh no está limitado o confinado por el espacio sino está en todas partes y abarca todo.

Su palabra: “y su conservación no le resulta onerosa.”: significa que no Le cansa el mantenimiento de los cielos y la tierra y todo lo que está en y entre ellos, al contrario es muy fácil para Él, Quien protege a todos. Él es el Sustentador sobre Su creación, el Guardián de todas las cosas, nada escapa a su conocimiento y no hay secreto para Él, y todas las cosas están humildes, y en necesidad ante Él, dependientes de Él, pobres, y Él es el Autosuficiente, el Digno de alabanza, Él hace lo que quiere, a Él no se le cuestiona por lo que hace, pero ellos sí deberán responder. Él es el Omnipotente, el Auto-Suficiente, el Guardián Eterno, el Exaltado, el Grandioso, el Magnífico y no hay otro Dios que merezca ser adorado excepto Al-lâh.

Su palabra: “Él es el Altísimo, el Grandioso”: significa que está encima de todo, es Inmenso y más grande que todo.

 

Esta es la primera cosa que podemos presentar a nuestro querido lector, si usted desea saber quién es Al-lâh. Para probar su existencia no necesitamos traerle argumentos y pruebas, ni escribir poesías o elogios, ni decir nada más sobre Él, ya que Al-lâh/ Dios Todopoderoso se presentó a Sí mismo, en esta sagrada Aleya, llamada Aiat Al Kursi – o Aleya del Trono. Esta es realmente una de las mejores Aleyas del Qur'an.

 

¡Reflexione bien! y escuche a Dios hablando de Sí mismo, y trate de conocerle de cerca; para ello, lea nuestro siguiente artículo sobre el mismo tema.