Conclusión

Dr. Ahmad Abdo

Innegablemente existe un Creador de todo el universo y es Al-lah (Único Dios verdadero).

 Al-lah (Dios Único) nos creó con un propósito, reconocerlo como Creador y adorarlo únicamente a Él (sin asociarlo).


 Al-lah (Dios Único) no ha engendrado ni ha sido engendrado, por lo tanto, nada ni nadie tiene el derecho de ser adorado excepto Él. Se basta a Sí mismo y se ocupa de toda la creación. Suyo es cuanto hay en los cielos y la Tierra. Conoce el pasado y el futuro; y nadie abarca de Su conocimiento salvo lo que Él quiere.

 El Único mensaje y guía para la humanidad es y siempre ha sido el Islam, religión universal que abarca la creencia en el Creador y la correcta adoración y forma de vida que agrada al Todopoderoso.

La fe en Dios es creer en Él y someterse a Su voluntad cumpliendo con Sus preceptos. Al-lah es el Único que conoce a la perfección todo cuanto creó y sabe que es lo mejor para nosotros. La creencia comprende creer en los Ángeles, en los Libros Revelados, en los Profetas y Mensajeros, creer en el Día del Juicio Final y creer en el Destino.


Mantenernos cerca de nuestro Creador es posible sólo mediante la adoración, dando testimonio de que no existe dios excepto Al-lah y que el profeta Muhammad es Su mensajero, siendo constantes en la oración, dando caridad a los más necesitados, ayunando, peregrinando a la Casa Sagrada (Kaaba) y alejándonos del pecado.

 El profeta Muhammad es el último mensajero que Al-lah envió a la humanidad como guía y para hacernos un llamado a la obediencia y adoración de un  sólo Dios. Fue un digno ejemplo de paciencia, bondad, sinceridad y confidencialidad.


Los musulmanes creemos en Jesús (la paz sea con él) como profeta y mensajero de Al-lah, le amamos y lo respetamos al igual que a todos los Profetas y Mensajeros.

 El Sagrado Corán es la última revelación transmitida al último mensajero que Dios envió, el profeta Muhammad . es el único Libro Sagrado que no ha sido modificado y por esto debemos seguirlo como guía.


Los derechos humanos en el Islam fueron conferidos por el Creador y nadie puede abrogarlos. Entre ellos están: el respeto a la vida, el buen trato, la libertad de culto, el rechazo a todo acto criminal, el rechazo al maltrato a todo ser vivo y los actos terroristas, entre otros. El Islam promueve la misericordia, el respeto, la paz y la justicia.

 El respeto a la mujer es primordial en el Islam, ya que tiene un gran valor como mujer, como hija, como madre y como esposa.

Querido lector, recuerda que nuestra vida es limitada y en cualquier momento la muerte nos alcanzará… Tú tienes la oportunidad de hacer que tu obrar en este mundo pueda hacerte merecedor del Paraíso.

Previous article

Related Articles with Conclusión

Conociendo a Al-lahIt's a beautiful day